La Cabria, nº 287

HOJA PARROQUIAL DE S. JOSÉ
DE LINARES
SAGRADA FAMILIA –B-
28-Diciembre 2014
Año VI- Nº 287

Editorial

BROMA DE NAVIDAD

En el grupo de Caritas de la parroquia habían hecho una campaña de recogida de ropas y alimentos para la misión que la diócesis tenía en el tercer mundo.

Nicolás, un hombre ya jubilado, era el más animoso del grupo y cada vez que había que enviar paquetes, él era el primero que estaba dispuesto para arreglarlos. Aquel día habían estado bien atareados preparando los últimos para enviarlos a correos. Cuando Nicolás llegó a su casa, se echó la mano al bolsillo para sacar sus gafas y vio que no las tenía -eran unas gafas bañadas en oro que le había regalado su sobrino el día de su aniversario de los 50 años de casado. Se fue inmediatamente a la parroquia y por más que las buscó no las encontró por ningún sitio. Llegó a sentirse hasta enfadado con Dios, y le decía: "¡A mí cómo me vas a hacer esto! ¡Después de entregar mi tiempo, mi dinero, mi esfuerzo y mi vida, encima me quitas las gafas que tanto quiero!".

Estuvo pensando dónde las habría dejado y concluyó que las gafas se le habían caído en el último paquete que cerró y se fueron al otro mundo.

Era la Noche Buena y toda la familia había comido la cena de navidad y se habían ido después a la Misa del Gallo. Aquella noche había venido uno de los misioneros que recibían los paquetes que enviaba la parroquia y el párroco le pidió que presidiera la Eucaristía. El sacerdote expresó su agradecimiento a la comunidad por todo el bien que estaban haciendo y cómo sacaban de apuros a la misión con los envíos que hacían, pero quiso darles las gracias de una manera especial por un regalo que le habían hecho, con el que había recuperado media vida: "Quiero agradecerles - comentaba el sacerdote - de una forma especial el bien que me hicieron en el último envío; yo tengo la vista mal y donde estoy no hay oculistas ni ópticas y, aunque los hubiera, no me hubiera podido comprar jamás unas gafas, no sé quién les diría que yo estaba necesitando unas, pues cuando abrí el paquete, allí estaban unas gafas preciosas que parecían hechas a mi medida".

Los del grupo de Caritas se quedaron perplejos, pues nadie recordaba haber metido unas gafas en los paquetes. Nicolás, sentado en su banco le dio gracias a Dios por la broma que le había jugado mientras su rostro, adornado con una amplia sonrisa, era surcado por sus lágrimas.

Palabra de Dios

Lectura del Libro del Eclesiástico 3, 3 7 14 -17a

Dios hace al padre más respetable que a los hijos y afirma la autoridad de la madre sobre la prole.

El que honra a su padre expía sus pecados, el que respeta a su madre acumula tesoros; el que honra a su padre se alegrará de sus hijos y cuando rece, será escuchado; el que respeta a su padre tendrá larga vida, al que honra a su madre el Señor le escucha.

Hijo mío, sé constante en honrar a tu padre, no lo abandones, mientras viva; aunque flaquee su mente, ten indulgencia, no lo abochornes, mientras seas fuerte.

La piedad para con tu padre no se olvidará, será tenida en cuenta para pagar tus pecados; el día del peligro se te recordará y se desharán tus pecados como la escarcha bajo el calor.

Palabra de Dios.

Salmo responsorial

¡Dichoso el que teme al Señor, y sigue sus caminos!

Lectura de la carta del Apóstol San Pablo a los Colosenses 3, 12 21

Hermanos: Como pueblo elegido de Dios, pueblo sacro y amado, sea vuestro uniforme: la misericordia entrañable, la bondad, la humildad, la dulzura, la comprensión.

Sobrellevaos mutuamente y perdonaos, cuando alguno tenga quejas contra otro.

El Señor os ha perdonado: haced vosotros lo mismo.

Y por encima de todo esto, el amor, que es el ceñidor de la unidad consumada.

Que la paz de Cristo actúe de árbitro en vuestro corazón: a ella habéis sido convocados, en un solo cuerpo.

Y sed agradecidos: la Palabra de Cristo habite entre vosotros en toda su riqueza; enseñaos unos a otros con toda sabiduría; exhortaos mutuamente.

Cantad a Dios, dadle gracias de corazón, con salmos, himnos y cánticos inspirados.

Y todo lo que de palabra o de obra realicéis, sea todo en nombre de Jesús, ofreciendo la Acción de Gracias a Dios Padre por medio de él.

Mujeres, vivid bajo la autoridad de vuestros maridos, como conviene en el Señor.

Maridos, amad a vuestras mujeres, y no seáis ásperos con ellas.

Hijos, obedeced a vuestros padres en todo, que eso le gusta al Señor.

Padres, no exasperéis a vuestros hijos, no sea que pierdan los ánimos.

Palabra de Dios.

Lectura del santo Evangelio según San Lucas 2, 22-40.

Cuando llegó el tiempo de la purificación de María, según la ley de Moisés, llevaron a Jesús a Jerusalén, para presentarlo al Señor

Y cuando cumplieron todo lo que prescribía la Ley del Señor, se volvieron a Galilea, a su ciudad de Nazaret. El niño iba creciendo y robusteciéndose, y se llenaba de sabiduría; y la gracia de Dios lo acompañaba.

Ve y lo cuentas

Ya estamos viendo cómo la vida sigue complicada y, aunque todos dicen que esto se va recuperando, mucha gente tiene perdida la esperanza y si no fuera por ese litro de leche o ese paquete de arroz o de pastas, o esa lata de tomate, o… lo que sea que vamos echando en el carro de la compra cuando vamos al supermercado, pensando en los que lo pasan mal, no sabemos cómo mucha gente hubiera llegado a este final de año.

La SOLIDARIDAD, lo mismo que el dolor y la pobreza, tiene un rostro y, con alegría podemos decir que nuestra comunidad de S. José tiene muchos rasgos de ese rostro, aunque alguna gente quiera esforzarse por buscar los “peros” que en el ambiente se le están colgando a la iglesia; nosotros no pretendemos nada, simplemente queremos estar al lado del hermano que sufre y esa ha sido una de las notas más sobresalientes de este año 2014 tan duro que hemos atravesado; es cuestión de que se lo preguntemos al equipo de nuestra Caritas. Sólo ha faltado el que se hubieran ido en cualquier paquete las gafas de Nicolás.

Para tu conocimiento, te indico que de los 16.000€ que hemos recogido este año, 7.500 € han ido destinados a solidaridad, es decir, el 50%.

Pensándolo despacio, no hago más que preguntarme: ¿dónde estará esa iglesia rica de la que todo el mundo habla? Pues la que todos conocemos funciona con un presupuesto inferior al de cualquier familia. Pero no estamos en plan de polemizar con nadie ni por nada, simplemente queremos darle gracias al Señor que nos ha permitido llegar al final del año y queremos pedirle que nos siga dando fuerzas para afrontar el que nos viene y desear, eso sí, que esa actitud solidaria que nos distingue, ojalá se extienda a todos los que tienen en sus manos la posibilidad de cambiar esto.

PISTAS PARA UN BALANCE

Al acercarnos al final del año es muy lógico que echemos la vista atrás para hacer un pequeño balance y es posible que nos quedemos en algo que no nos va a dar alegría: si es que solo nos quedamos en el aspecto económico.

Piensa que la vida se ha de medir por el amor, el cariño, la felicidad que hayas creado; la amistad que hayas potenciado; por la solidaridad, el respeto, la alegría que hayas ido contagiando por donde has pasado… Todo eso va a hacer que valga la pena todo lo que has hecho.

La Cabria, nº 286

LA CABRIA, nº 286
ESPECIAL DE
NAVIDAD 2014

FELIZ NAVIDAD

Hace tiempo que entramos
en el túnel de la decadencia,
del individualismo, de la mentira,
del trabajo sucio y del dinero fácil;
en el túnel del placer,
de la violencia,
de la comodidad y del egoísmo…
Acomodados ahí,
no hay más horizonte
que la muerte y,
ya hace mucho tiempo
que solo se huele a podredumbre.

La NAVIDAD no está en el túnel,
la llevamos tú y yo dentro
y cada uno de los que creemos
en la vida,
en la verdad y en la justicia.

La JUSTICIA no es la ley
que autoriza matar, robar
y despojar a una persona
de sus bienes y su hogar.

La VERDAD no es camuflar
la realidad para que
aparezca blanco lo que es negro
o colocar una luz leds
que sustituya a la del sol.

El AMOR no es el gozo
y el placer que me hace olvidar
a los demás y atiborrar
mis sentidos.

La PAZ no es tener todo
lo que pueda desear,
de forma que no necesite
a los demás….

Esa es la vida del túnel,
pero fuera brilla el sol que
da calor y vida.

Tú eres el autor de la NAVIDAD
cuando entiendes que tu vida
es un regalo que has recibido
para iluminar al mundo
y a los demás.

Tú eres el autor de la NAVIDAD
cuando eres portador de alegría,
de amor, de amistad,
de fraternidad y de paz
Tú eres autor de NAVIDAD
porque en ti y contigo nacen cada día el amor y la paz.

PALABRA DE DIOS 

Lectura del Profeta Isaías 52, 7-10.

¡Qué hermosos son sobre los montes los pies del mensajero que anuncia la paz, que trae la buena nueva, que pregona la victoria, que dice a Sión: «Tu Dios es Rey» !

Escucha: tus vigías gritan, cantan a coro, porque ven cara a cara al Señor, que vuelve a Sión.

Romped a cantar a coro, ruinas de Jerusalén, que el Señor consuela a su pueblo, rescata a Jerusalén: el Señor desnuda su santo brazo a la vista de todas las naciones, y verán los confines de la tierra la victoria de nuestro Dios.

Palabra de Dios

Salmo responsorial 

R/. Los confines de la tierra han contemplado la victoria de nuestro Dios.

Lectura de la carta del Apóstol San Pablo a los Hebreos 1, 1-6.

En distintas ocasiones y de muchas maneras habló Dios antiguamente a nuestros padres por los Profetas.

Ahora, en esta etapa final, nos ha hablado por el Hijo, al que ha nombrado heredero de todo, y por medio del cual ha ido realizando las edades del mundo.

Él es reflejo de su gloria, impronta de su ser.

Él sostiene el universo con su palabra poderosa.

Y, habiendo realizado la purificación de los pecados, está sentado a la derecha de Su Majestad en las alturas; tanto más encumbrado sobre los ángeles, cuanto más sublime es el nombre que ha heredado. 

Pues, ¿a qué ángel dijo jamás: «Hijo mío eres tu, hoy te he engendrado»?

O: ¿«Yo seré para él un padre y él será para mí un hijo»?

Y en otro pasaje, al introducir en el mundo al primogénito, dice:

«Adórenlo todos los ángeles de Dios.» 

Palabra de Dios

Lectura del santo Evangelio según San Juan 1, 1-18. 

En el principio ya existía la Palabra, la Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios.

La Palabra en el principio estaba junto a Dios.

Por medio de la Palabra se hizo todo, sin ella no se hizo nada de lo que se ha hecho.

En la Palabra había vida, y la vida era la luz de los hombres. La luz brilla en la tiniebla, la tiniebla no la recibió.

La Palabra era la luz verdadera, que alumbra a todo hombre. Al mundo vino y en el mundo estaba; el mundo se hizo por medio de ella, y el mundo no la conoció. Vino a su casa, y los suyos no la recibieron.

Pero a cuantos la recibieron, les da poder para ser hijos de Dios, si creen en su nombre. Estos no han nacido de sangre, ni de amor carnal, ni de amor humano, sino de Dios.

Y la Palabra se hizo carne, y acampó entre nosotros, y hemos contemplado su gloria: gloria propia del Hijo único del Padre, lleno de gracia y de verdad.

Felicitación del Papa 

Navidad eres tú, cuando decides nacer de nuevo cada día y dejar entrar a Dios en tu alma. 

El pino de navidad eres tú, cuando resistes vigoroso a los vientos y dificultades de la vida. 

Los adornos de Navidad eres tú, cuando tus virtudes son colores que adornan tu vida. 

La campana de navidad eres tú, cuando llamas, congregas y buscas unir. 

Eres también luz de navidad, cuando iluminas con tu vida el camino de los demás con la bondad, la paciencia, la alegría y la generosidad. 

Los ángeles de navidad eres tú, cuando cantas al mundo un mensaje de paz, de justicia y de amor. 

La estrella de navidad eres tú, cuando conduces a alguien al encuentro con el Señor. 

Eres también los reyes magos, cuando das lo mejor que tienes sin importar a quién.

La música de navidad eres tú cuando conquistas la armonía dentro de ti. 

El regalo de navidad eres tú, cuando eres de verdad amigo y hermano del ser humano. 

La tarjeta de navidad eres tú, cuando la bondad está escrita en tus manos. 

La felicitación de navidad eres tú, cuando perdonas y restableces la paz, aun cuando sufras. La cena de navidad eres tú, cuando sacias de pan y de esperanza al pobre que está a tu lado. 

Tú eres, sí, la noche de navidad cuando humilde y consciente, recibes en el silencio de la noche al Salvador del mundo sin ruidos ni grandes celebraciones;

Tú eres sonrisa de confianza y de ternura, en la paz interior de una navidad perenne que establece el reino dentro de ti. 

Una muy feliz navidad para todos aquellos que se parecen a la navidad.

DIOS SE HACE HOMBRE 

Dios viene al mundo para enseñarnos a SER HOMBRES de acuerdo a su proyecto y Él mismo recorre el camino, para que no nos perdamos ni titubeemos. 

Mientras andamos por estos lares… nuestra vida transcurre como puede:

- Cuando naciste, tu llorabas y todos a tu alrededor sonreían; vive tu vida de forma que cuando mueras tú sonrías, y todos alrededor lloren.

- Las personas más insoportables son los hombres que se creen geniales y las mujeres que se creen irresistibles.

- Hay personas cuya presencia cansa más en una hora que la de otras en un año. 

- El hombre inteligente siempre está deseoso de aprender, el ignorante está convencido que ya lo sabe todo.

- Hay personas que son como el aceite: siempre se quedan encima y su palabra ha de ser la última.

- Y para que nos ayude a seguir caminando, recordemos un proverbio chino: “El hombre que no sabe sonreír, no debe abrir tienda”.

La Cabria, nº 285

HOJA PARROQUIAL DE S. JOSÉ 
DE LINARES
DOMINGO 4º DE ADVIENTO –B- 
21-Diciembre 2014
Año VI- Nº 285

Editorial

VIVIR LA NAVIDAD

El domingo pasado la liturgia ponía como modelo a Juan Bautista. Éste nos presenta a la Virgen María como modelo de ESPERA. Vivir la navidad es decir un SÍ rotundo al amor, la paz, la verdad, la justicia, la fraternidad, la solidaridad, la libertad… y hacer lo posible para que todo eso sea lo que ilumine mi vida.

Pero claro, tomar esta actitud hoy nos lleva a enfrentarnos al ambiente que va por otro camino: es andar contra corriente. 

Nos pasa como a un amigo que no toleraba y le caía mal todo el tinglado de estos días en los que no aparecía por ningún sitio el nombre del homenajeado: JESÚS. Veía a su mujer y sus hijos entusiasmados con la idea de los regalos, el árbol, las luces, la comida, los dulces… pero en cambio con la crisis estaba viendo cosas que le partían el alma.

A desgana dejó el trabajo unas horas antes para acompañar a su mujer y a su hija de 8 años al centro comercial a comprar todas las cosas, hasta que llenaron el coche; él las acompañaba como un zombi sin encontrar sentido a todo lo que estaba dentro del comercio lleno de luz. Volvieron a la casa con el coche abarrotado y cuando fue a encerrarlo a la cochera se encontró un hombre sentado en la puerta que le pidió lo dejase dormir al lado del coche para así, con el calor del motor resguardarse del frío. “No se preocupe, señor, yo le cuidaré el coche durante la noche solo quiere un rincón donde pasar la noche”

A mi amigo se le estremeció todo su ser, se quedó mirándolo y le dijo: “Espere ahí un momento”. Fue a su casa, cogió un saco de dormir, un bocadillo de jamón, una cerveza y una manta; se fue donde estaba el hombre, le abrió el coche y le dijo: entre en el coche, duerma tranquilo y mañana yo vendré a abrirle la puerta. Por la mañana, cuando volvió, se encontró que el hombre se había ido y le dejó una nota que decía: “Bienaventurados vosotros porque cuando me visteis necesitado me socorristeis… (Mt. 25)

PALABRA DE DIOS 

Lectura del segundo libro de Samuel. 2 Sam 7, 1‑5. 8b‑11. 16.

Cuando el rey David se estableció en su palacio, y el Señor le dio la paz con todos los enemigos que le rodeaban, el rey dijo al Profeta Natán:

—Mira: yo estoy viviendo en casa de cedro, mientras el arca del Señor vive en una tienda.

Natán respondió al rey:

—Ve y haz cuanto piensas, pues el Señor está contigo.

Pero aquella noche recibió Natán la siguiente palabra del Señor:

—Ve y dile a mi siervo David: «¿Eres tú quien me va a construir una casa para que habite en ella?

Yo te saqué de los apriscos, de andar tras las ovejas, para que fueras jefe de mi pueblo Israel. Yo estaré contigo en todas tus empresas, acabaré con tus enemigos, te haré famoso como a los más famosos de la tierra. Daré un puesto a Israel, mi pueblo: lo plantaré para que viva en él sin sobresaltos, y en adelante no permitiré que animales lo aflijan como antes, desde el día que nombré jueces para gobernar a mi pueblo Israel.

Te pondré en paz con todos tus enemigos, te haré grande y te daré una dinastía. Tu casa y tu reino durarán por siempre en mi presencia y tu trono durará por siempre.»

Palabra de Dios

Lectura de la carta del Apóstol San Pablo a los Romanos 16, 25‑27.

Hermanos:

Al que puede fortalecernos según el evangelio que yo proclamo, predicando a Cristo Jesús —revelación del misterio mantenido en secreto durante siglos eternos y manifestado ahora en la Sagrada Escritura, dado a conocer por decreto del Dios eterno, para traer a todas las naciones a la obediencia de la fe—, al Dios, único Sabio, por Jesucristo, la gloria por los siglos de los siglos. Amén.

Palabra de Dios

Lectura del santo Evangelio según San Lucas 1, 26‑38.

A los seis meses, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la estirpe de David; la virgen se llamaba María.

El ángel, entrando a su presencia, dijo:

—Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo; bendita tú entre las mujeres.

Ella se turbó ante estas palabras, y se preguntaba qué saludo era aquél.

El ángel le dijo:

—No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.

Y María dijo al ángel:

—¿Cómo será eso, pues no conozco varón?

El ángel le contestó:

‑El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el santo que va a nacer se llamará Hijo de Dios.

Ahí tienes a tu pariente Isabel que, a pesar de su vejez, ha concebido un hijo, y ya está de seis meses la que llamaban estéril, porque para Dios nada hay imposible.

María contestó:

—Aquí está la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra. 

Palabra del Señor

El papa ha dicho… 

Ya la semana pasada el Papa nos decía que la iglesia tiene que hacer una renovación total, y hoy sigue insistiendo en que hemos de renovar todas nuestras actitudes que nos tenían atados, pues estábamos acostumbrados a que todo estuviera controlado a base de normas, decretos, y hasta castigos… De eso se ríe hoy todo el mundo, le trae sin cuidado. Ha de haber, por tanto, otros motivos por los que el hombre actual encuentre que merezcan la pena para su vida, pues el sistema le ofrece una gran cantidad de incentivos que le venden la felicidad aunque sea falsa: “Sueño con una opción misionera capaz de transformarlo todo, para que las costumbres, los estilos, los horarios, el lenguaje y toda la estructura eclesial se convierta en un cauce adecuado para la evangelización del mundo actual más que para la autopreservación”.

En este sentido, el Papa hace un llamado especial a las parroquias, que han de convertirse en motor de este cambio y en espacio donde encontremos apoyo y sentido a la misión que tenemos: “La parroquia tiene que estar en contacto con los hogares y con la vida del pueblo y no puede convertirse en una prolija estructura separada de la gente o en un grupo de selectos que se miran a sí mismos”.

ANUNCIA A TUS VECINOS 

El martes, día 23 vamos a celebrar el PERDÓN, uno de los sacramentos que expresamente fundó Jesús, como máxima expresión del AMOR que nos dejó como mandato, para que el mundo nos distinguiera y nos identificara como seguidores suyos.

Ningún otro signo más lindo y grande de preparar la NAVIDAD como éste, en el que dejamos que Dios entre en nuestro corazón, lo limpie de todo odio, rencor, prejuicio, envidia, apatía… para que pueda nacer en él el amor, la alegría, la paz, la amistad… No habría regalo mayor ni signo más hermoso de navidad como el que en muchos hogares se hiciera la paz y se perdonaran; el que muchos dirigentes se decidieran a realizar la justicia y hacer un servicio marcado por el amor; el que todos fuéramos comprensivos y nos diéramos cuenta que todos estamos expuestos a cometer un fallo y que todos necesitamos el perdón de los demás y al mismo tiempo perdonar. Esto es lo más grande y noble que tiene el ser humano. El PERDÓN es la medicina mejor que cura todas las heridas de nuestra vida. 

HACER FAMILIA 

Todos venimos diciendo que NAVIDAD es dejar que nazca, crezca y se expresen el amor, la paz, la fraternidad, la verdad… En nuestra comunidad lo vamos a hacer en esta semana: el día 23 vamos a celebrar el PERDÓN y el próximo domingo, día 28, después de la misa de las 12, en lugar de irnos al bar a tomar una cerveza, nos la vamos a tomar en la comunidad, aquí en el salón parroquial; no, no hace falta que te traigas nada, solo se necesita tu persona y tu presencia, nada más.

Simplemente queremos alegrarnos de que Dios vive entre nosotros y le damos las gracias por el año que nos ha regalado. 

Quedáis todos invitados.

La Cabria, nº 284




HOJA PARROQUIAL DE S. JOSÉ DE LINARES
DOMINGO 3º DE ADVIENTO –B- 
14-Diciembre 2014
Año VI- Nº 284

Editorial

Juan, que había oído en la cárcel las obras de Cristo, le mandó a preguntar por medio de dos de sus discípulos: -¿Eres tú el que ha de venir o tenemos que esperar a otro? Jesús les respondió: -Id a anunciar a Juan lo que estáis viendo y oyendo (...). En la soledad y en la oscuridad de la cárcel, Juan recibe la respuesta. Jesús no le da un sí o un no, los envía con el testimonio de lo que han visto y oído, y Juan no necesitó más certeza que ese testimonio. Sin dificultad, podemos suponer que su celda quedaría inundada de luz, Juan sentiría una alegría y gozo inmensos porque su esperanza se hacía realidad. 

En nuestra vida pasamos por “muchas cárceles”, por muchas oscuridades pero nuestra certeza es mayor que la que tuvo Juan, sabemos que el pecado y la muerte han sido vencidos y que la salvación se ha hecho presente en Cristo Jesús. Por eso este tercer domingo es el domingo de la alegría del Adviento. 

Los cristianos tenemos que sentir una dicha aún mayor. Al acercarnos a las fechas en que celebramos la venida del Salvador, no podemos ocultar la verdadera alegría de la Navidad. Jesús, Dios mismo, se hace presente en la historia humana y no hay, por muy grave que sea, causa para la desesperación. De esta alegría del corazón nace todo lo demás. Pero es necesario que nuestra alegría sea verdadera, sea profunda, sea sincera. No son los regalos externos, no es el ruido, ni la lotería, ni las comidas o las fiestas lo que nos da la alegría, es DIOS AMOR, Dios que nos ama a cada uno de nosotros quien se encarna en el mundo para caminar a nuestro lado, acompañarnos y SALVARNOS.

Preparemos el camino, para que los que sufren, los olvidados, desencantados, desesperados... se encuentre con Él.

Palabra de Dios

Lectura del Profeta Isaías Is. 61, 1‑2a. 10‑11.

El Espíritu del Señor está sobre mí, porque el Señor me ha ungido. Me ha enviado para dar la buena noticia a los que sufren, para vendar los corazones desgarrados, para proclamar la amnistía a los cautivos y a los prisioneros, la libertad, para proclamar el año de gracia del Señor.

Desbordo de gozo con el Señor, y me alegro con mi Dios: porque me ha vestido un traje de gala y me ha envuelto en un manto de triunfo, como novio que se pone la corona, o novia que se adorna con sus joyas.

Como el suelo echa sus brotes, como un jardín hace brotar sus semillas, así el Señor hará brotar la justicia y los himnos, ante todos los pueblos.

Palabra de Dios

Lectura de la primera carta del Apóstol San Pablo a los Tesalonicenses 5, 16‑24.

Hermanos: Estad siempre alegres. Sed constantes en orar. En toda ocasión tened la Acción de Gracias: ésta es la voluntad de Dios en Cristo Jesús respecto de vosotros.

No apaguéis el espíritu, no despreciéis el don de profecía; sino examinadlo todo, quedándoos con lo bueno.

Guardaos de toda forma de maldad. Que el mismo Dios de la paz os consagre totalmente, y que todo vuestro ser, alma y cuerpo, sea custodiado sin reproche hasta la Parusía de nuestro Señor Jesucristo.

El que os ha llamado es fiel y cumplirá sus promesas.

Palabra de Dios

Lectura del santo Evangelio según San Juan 1, 6‑8. 19‑28.

Surgió un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan: éste venía como testigo, para dar testimonio de la luz, para que por él todos vinieran a la fe. No era él la luz, sino testigo de la luz.

Los judíos enviaron desde Jerusalén sacerdotes y levitas a Juan, a que le preguntaran:

— ¿Tú quién eres?

El confesó sin reservas:

—Yo no soy el Mesías.

Le preguntaron:

—Entonces ¿qué? ¿Eres tú Elías?

Él dijo:

—No lo soy.

— ¿Eres tú el Profeta?

Respondió:

—No.

Y le dijeron:

— ¿Quién eres? Para que podamos dar una respuesta a los que nos han enviado, ¿qué dices de ti mismo?

Él contestó:

—Yo soy «la voz que grita en el desierto: Allanad el camino del Señor» (como dijo el Profeta Isaías).

Entre los enviados había fariseos y le preguntaron:

—Entonces, ¿por qué bautizas, si tú no eres el Mesías, ni Elías, ni el Profeta?

Juan les respondió:

—Yo bautizo con agua; en medio de vosotros hay uno que no conocéis, el que viene detrás de mí, que existía antes que yo y al que no soy digno de desatar la correa de la sandalia.

Esto pasaba en Betania, en la otra orilla del Jordán, donde estaba Juan bautizando. 

Palabra del Señor

El Papa ha dicho...

Ya la semana pasada el Papa nos pedía que no nos guardemos el mensaje que hemos recibido, pues no se nos dio para guardárnoslo, sino para ser testigos de él donde quiera que estemos. Somos MISIONEROS y nos pide que tomemos conciencia de que ante el reto que nos está lanzando el mundo actual, no nos podemos quedar con los brazos cruzados juzgando al mundo y condenándolo, pues es a ese mundo al que hay que llevarle el mensaje de salvación que Cristo trajo. Por tanto, tenemos que dar un cambio radical en nuestras vidas: - “Toda la renovación de la iglesia consiste esencialmente en el aumento de la fidelidad a su vocación” y la iglesia está llamada a ser continuadora de la misma misión de Jesús; “Sin vida nueva y auténtico Espíritu evangélico, cualquier estructura nueva se corrompe en poco tiempo”.

San Juan de la Cruz

Este domingo, 14 de diciembre, en que celebramos la fiesta de San Juan de la Cruz, recordamos uno de sus hermosos poemas.

EL PASTORCICO

Un pastorcico solo está penando
Ajeno de placer y de contento
Y en su pastora puesto el pensamiento
Y el pecho del amor muy lastimado.

No llora por haberle amor llagado
Que no le pena verse así afligido
Aunque en el corazón está herido
Mas llora por pensar que está olvidado.

Que sólo de pensar que está olvidado
De su bella pastora con gran pena
Se deja maltratar en tierra ajena
El pecho del amor muy lastimado.

Y dice el pastorcico:"¡Ay desdichado
De aquel que de mi amor ha hecho ausencia
Y no quiere gozar la mi presencia
Y el pecho por su amor muy lastimado!"

Y al cabo de un gran rato se ha encumbrado
Sobre un árbol do abrió sus brazos bellos
Y muerto se ha quedado asido de ellos
Del pecho del amor muy lastimado.

Sustituyamos al pastor por Jesucristo y a la pastora por cada uno de nosotros y releamos el texto. El pastor lo deja todo y va a buscar a su pastora a una tierra que le es extraña, ajena, hostil. Pero no son las penas, el rechazo, el sufrimiento o la misma muerte lo que apena al pastor, es el olvido de ésta. Por eso extiende los brazos en el árbol de la cruz, entregando su vida por su amada. ¡¡BELLÍSIMO!!

HONRADEZ 

Peter es un inmigrate nigeriano dedicado a vender pañuelos a los conductores por las calles de Sevilla. Peter encontró una cartera con 3.500€ y, sin dudarlo, la devolvió a la policía. Cuando le preguntaron por qué no se había quedado con el dinero, contestó: ¿¡¡¡Quedarme con un dinero que no es mío!!!? Peter es muy religioso. Dice que él no es bueno, que el bueno es Dios. Ayuda a misa desde hace nueve años en la parroquia de San Joaquín de Sevilla.

¡Gracias por tu ejemplo, Peter! Tú si eres ADVIENTO en nuestra sociedad.

La Cabria, nº 283

HOJA PARROQUIAL DE S. JOSÉ 
DE LINARES
DOMINGO 2º DE ADVIENTO –B- 
7-Diciembre 2014
Año VI- Nº 283

Editorial

La espera

Cuatro semanas propone la liturgia dedicadas al Adviento. Cuatro semanas en espera, ¡con lo que ya esperamos en el día a día!: esperamos ser atendidos en la cola del banco, esperamos al teléfono para pedir cita en el médico, esperamos a que acaben los anuncios de la tele para seguir viendo la peli… Y no nos damos cuenta de que la mayoría de esas esperas son esperas inactivas, vacías, son esperas de brazos cruzados. 

Por el contrario, tenemos también esperas llenas de ilusión y esperanza: como la embarazada que ansía la llegada de su bebé, y le va preparando la habitación con todo lo necesario, y acude a sus clases de parto, y va tachando los días que faltan; o la pareja que espera visita en casa y lo arregla todo, se pone sus mejores galas, prepara algo para picar y mira ansiosa el reloj con la ilusión de recibir a sus amigos como se merecen.

Hay esperas y esperas, está claro. Por eso hay Advientos y advientos. Como también hay cristianos que se sientan a esperar que tener la Verdad de su lado sea garantía para que todo se arregle solito, porque ya se ocupará Dios de poner a cada uno en su sitio y a cada cosa en su lugar. Y luego están los cristianos a los que les hierve la sangre y no pueden estarse quietos, y buscan qué hacer porque Cristo ya viene y tenemos que movernos, adecentar un poco el mundo, limpiar un poco la mugre de la injusticia y poner la mesa de la solidaridad donde todos podamos sentarnos juntos. Esos son los cristianos que nos hacen falta. Ya lo decía Bertolt Brecht, “Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida, esos son los imprescindibles”.

Palabra de Dios

Lectura del Profeta Isaías 40, 1‑5. 9‑11.

Consolad, consolad a mi pueblo, dice vuestro Dios; hablad al corazón de Jerusalén, gritadle: que se ha cumplido su servicio, y está pagado su crimen, pues de la mano del Señor ha recibido doble paga por sus pecados.

Una voz grita: En el desierto preparadle un camino al Señor; allanad en la estepa una calzada para nuestro Dios; que los valles se levanten, que los montes y colinas se abajen, que lo torcido se enderece y lo escabroso se iguale.

Se revelará la gloria del Señor, y la verán todos los hombres juntos —ha hablado la boca del Señor—.

Súbete a lo alto de un monte, heraldo de Sión, alza con fuerza la voz, heraldo de Jerusalén, álzala, no temas, di a las ciudades de Judá: aquí está vuestro Dios.

Mirad: Dios, el Señor, llega con fuerza, su brazo domina.

Mirad: le acompaña el salario, la recompensa le precede. 

Como un pastor apacienta el rebaño, su mano los reúne.

Lleva en brazos los corderos, cuida de las madres.

Palabra de Dios

Lectura de la segunda carta del Apóstol San Pedro 3, 8‑14.

Queridos hermanos:

No perdáis de vista una cosa: para el Señor un día es como mil años y mil años como un día.

El Señor no tarda en cumplir su promesa, como creen algunos.

Lo que ocurre es que tiene mucha paciencia con vosotros, porque no quiere que nadie perezca, sino que todos se conviertan.

El día del Señor llegará como un ladrón.

Entonces el cielo desaparecerá con gran estrépito; los elementos se desintegrarán abrasados y la tierra con todas sus obras se consumirá.

Si todo este mundo se va a desintegrar de este modo, ¡qué santa y piadosa ha de ser vuestra vida!

Esperad y apresurad la venida del Señor, cuando desaparecerán los cielos consumidos por el fuego y se derretirán los elementos.

Pero nosotros, confiados en la promesa del Señor, esperamos un cielo nuevo y una tierra nueva, en que habite la justicia.

Por tanto, queridos hermanos, mientras esperáis estos acontecimientos, procurad que Dios os encuentre en paz con Él, inmaculada e irreprochable.

Palabra de Dios

Lectura del santo Evangelio según San Marcos 1, 1‑8

Comienza el Evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios.

Está escrito en el Profeta Isaías: Yo envío mi mensajero delante de ti para que te prepare el camino.

Una voz grita en el desierto: Preparadle el camino al Señor, allanad sus senderos.

Juan bautizaba en el desierto: predicaba que se convirtieran y se bautizaran, para que se les perdonasen los pecados. Acudía la gente de Judea y de Jerusalén, confesaban sus pecados y él los bautizaba en el Jordán.

Juan iba vestido de piel de camello, con una correa de cuero a la cintura y se alimentaba de saltamontes y miel silvestre. Y proclamaba:

—Detrás de mí viene el que puede más que yo, y yo no merezco agacharme para desatarle las sandalias.

Yo os he bautizado con agua, pero él os bautizará con Espíritu Santo.

Palabra del Señor

El Papa ha dicho

TRANSFORMACIÓN MISIONERA DE LA IGLESIA

El Papa vuelve a recordar algo que no podemos olvidar jamás: la iglesia es MISIONERA pues fundamentalmente tiene su sentido enganchada en la “Misión” que Cristo le deja de instaurar el Reino que Él ya inauguró: la iglesia está llamada a ser sacramento de la presencia salvadora de Dios en el mundo, de la misma manera que Jesucristo fue signo vivo de la presencia del padre; a esto no podemos renunciar por nada en el mundo y el día que la iglesia hiciera esto, dejaría de tener sentido su misma existencia. Por eso dice el Papa: “Es vital que hoy la iglesia salga a anunciar el evangelio a todos los lugares, en todas las ocasiones, sin demoras, sin asco y sin miedo” e invita a que tomemos una actitud completamente nueva, pues no podemos conformarnos diciendo que nos sentimos muy a gusto con la situación en la que estamos asentados, mientras estamos viendo lo que acurre a nuestro alrededor; el Papa llega a decirnos: “no se puede dejar las cosas como están. Ya no nos sirve una simple administración”.

Humor gráfico


Caridad

Observamos que en estas fechas, pero también, por fortuna, a lo largo de todo el año, se multiplican las iniciativas solidarias en favor de los empobrecidos (porque no son pobres, son empobrecidos). 

Si algo bueno ha tenido esta maldita crisis, ha sido darnos cuenta de que no todo y no siempre va a depender lo necesario y lo imprescindible del Papá Estado. Nosotros sí creemos en un poder político que adquiera el compromiso de habilitar los mecanismos para que a nadie le falte lo imprescindible, pero no podemos escudarnos en su inoperancia mientras nuestros hermanos a nuestro lado carecen de algo que echarse a la boca o de una manta con la que taparse. 

Es nuestra obligación salir al encuentro de estas situaciones porque, no lo olvidemos, si el Señor nos conocerá en su momento no lo hará por las medallas del mundo que nos hayamos puesto en la solapa, sino “Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui huésped, y me recogisteis; desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; estuve en la cárcel, y vinisteis a mí.”

Movimientos sociales

Algo se mueve en Linares en torno a estas nuevas formas de participación ciudadanas basadas en la formación de asambleas. Sabemos del peligro de que sean manipuladas y terminen reflejando las ideas de siempre, pero ¿de nuevo vamos a permanecer de brazos cruzados? Si quieres peces, mójate. Si queremos que también defiendan valores cristianos, ¿a qué esperamos?

La Cabria, nº 282

HOJA PARROQUIAL DE S. JOSÉ 
DE LINARES
DOMINGO 1º DE ADVIENTO –B- 
30-Noviembre 2014
Año VI- Nº 282

Editorial

Nuestras “Esperas”

Toda nuestra vida es una constante ESPERA:

- Esperamos y deseamos tener una salud que nos permita vivir sin problemas y sin tener que depender de nadie, pues hace mucho tiempo que el sentido de la gratuidad y de la gratitud lo tenemos perdido y no sabemos dejarnos amar ni servir si es que no es remunerado

- Esperamos y deseamos tener un trabajo con el que podamos ganar lo suficiente para vivir con dignidad y tener un sitio para vivir, una atención sanitaria que nos permita vivir con cierta tranquilidad y poder permitirnos algunos extras, como pueden ser unas vacaciones o un viaje de placer o algún hobby.

- Esperamos y deseamos que se establezca un orden en el que seamos respetados y escuchados y todos podamos vivir seguros y tranquilos, pues todos nuestros derechos van a ser custodiados por el Estado.

- Esperamos y deseamos que todos los niños y jóvenes puedan tener una educación digna, de forma que puedan relacionarse perfectamente con todos y socialmente sean ciudadanos positivos y constructivos.

- Esperamos y deseamos que los ancianos, los enfermos, los discapacitados… tengan todo lo que necesitan para que en todo momento se sientan bien, con la atención y la seguridad que se merecen.

Pero todo esto que ESPERAMOS Y DESEAMOS no nos va a venir caído del cielo, por nuestra cara bonita. Efectivamente, Dios estuvo al lado de Abrahán, de Moisés, de David, de María… pero ellos no estuvieron de brazos cruzados, sino poniendo en práctica lo que Dios les va planteando.

El problema se da el momento en que una persona ni se preocupa, ni se prepara para nada y ahí está, esperando dispuesta a aprovecharse y disfrutar de lo que venga: el PARÁSITO que no expone nada, que no se esfuerza por nada, pero sí exige y reclama derechos mientras que sus obligaciones las descartó de su vida. Frente a estos, Jesús es implacable y S. Pablo llega a decir: “Estos, que ni coman”.

Palabra de Dios

Lectura del Profeta Isaías 63, 16b‑17; 64, 1. 3b‑8.

Tú, Señor, eres nuestro padre, tu nombre de siempre es ‘nuestro redentor’.

Señor, ¿por qué nos extravías de tus caminos y endureces nuestro corazón para que no te tema?

Vuélvete por amor a tus siervos y a las tribus de tu heredad.

¡Ojalá rasgases el cielo y bajases, derritiendo los montes con tu presencia!

Bajaste y los montes se derritieron con tu presencia. Jamás oído oyó ni ojo vio un Dios, fuera de ti, que hiciera tanto por el que espera en él.

Sales al encuentro del que practica la justicia y se acuerda de tus caminos.

Estabas airado y nosotros fracasamos: aparta nuestras culpas y seremos salvos.

Todos éramos impuros, nuestra justicia era un paño manchado; todos nos marchitábamos como follaje, nuestras culpas nos arrebataban como el viento.

Nadie invocaba tu nombre ni se esforzaba por aferrarse a ti; pues nos ocultabas tu rostro y nos entregabas al poder de nuestra culpa. Y, sin embargo, Señor, tú eres nuestro padre, nosotros la arcilla y tú el alfarero: somos todos obra de tu mano.

No te excedas en la ira, Señor, no recuerdes siempre nuestra culpa: mira que somos tu pueblo.

Palabra de Dios

Lectura de la primera carta del Apóstol San Pablo a los Corintios 1, 3‑9.

Hermanos:

La gracia y la paz de parte de Dios, nuestro Padre, y del Señor Jesucristo sean con vosotros.

En mi Acción de Gracias a Dios os tengo siempre presentes, por la gracia que Dios os ha dado en Cristo Jesús.

Pues por él habéis sido enriquecidos en todo: en el hablar y en el saber; porque en vosotros se ha probado el testimonio de Cristo.

De hecho, no carecéis de ningún don, vosotros que aguardáis la manifestación de nuestro Señor Jesucristo.

Él os mantendrá firmes hasta el final, para que no tengan de qué acusaros en el tribunal de Jesucristo Señor Nuestro.

Dios os llamó a participar en la vida de su Hijo, Jesucristo Señor Nuestro. ¡Y Él es fiel!

Palabra de Dios

Lectura del santo Evangelio según San Marcos 13, 33‑37.

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos:

-Mirad, vigilad: pues no sabéis cuándo es el momento.

Es igual que un hombre que se fue de viaje, y dejó su casa y dio a cada uno de sus criados su tarea, encargando al portero que velara.

Velad entonces, pues no sabéis cuándo vendrá el dueño de la casa, si al atardecer, o a medianoche, o al canto del gallo, o al amanecer: no sea que venga inesperadamente y os encuentre dormidos.

Lo que os digo a vosotros, lo digo a todos: ¡velad! 

Palabra del Señor

El Papa ha dicho...

El Papa nos invita a vivir la vida con sentido como única forma de encontrarnos bien con nosotros mismos y con el mundo que nos rodea:

Aquel que ha experimentado la alegría de Dios en su vida es algo que no se la puede guardar para sí: “Todos tienen derecho de recibir el Evangelio y los cristianos tienen el deber de anunciarlo sin excluir a nadie”, quien se lo guarda es que vive engañado: no lo tiene.

Y no podemos olvidar algo que es evidente: la fe y la Iglesia no crecen porque convenzamos a alguien con ideas o doctrinas, de forma que hagamos prosélitos; la fe no se enseña, se comparte y se contagia. Y esto no se hace por internet o por papeles, sino por la vida y la cercanía: “La Iglesia no crece por proselitismo, sino por atracción”

Esto nos lleva a plantearnos decididamente el hecho que nos distingue a todos los cristianos: somos misioneros por naturaleza, es decir: no nos podemos guardar lo que hemos recibido: el agua de una fuente no es para que se quede escondida en lo profundo de la tierra, sino para que la beba todo el mundo y riegue los campos y los llene de vida: “La actividad misionera representa aún hoy día el mayor desafío para la Iglesia y la causa misionera debe ser la primera”

Ve y lo cuentas

EL CÁNCER DE LA SOCIEDAD

Quienes tenemos la experiencia de enfrentarnos a un cáncer sabemos muy bien lo que eso supone y la forma de valorar la vida, lo mismo que ser sensibles a todo lo que la daña.

Estos días estamos viendo cómo los medios de comunicación sacan al aire a cada instante, como la noticia del momento, el caso de pederastia de unos sacerdotes de nuestra diócesis vecina, resultando aparecer como la quimioterapia del enfermo de cáncer que le hace aparecer hasta sin pelo ante la sociedad.

Efectivamente, frente a este cáncer, aplaudimos el bisturí del Papa Francisco: tolerancia cero y que caiga la fuerza de la ley sobre ese cáncer que puede matar la vida de la Iglesia: la de tanta gente buena que se está jugando la vida salvando niños, ancianos, enfermos, marginados… en nombre de Jesucristo. La de tantos sacerdotes que consagraron su vida para entregarla a fondo perdido para ser servidores del pueblo y alentadores en la construcción de la justicia y la fraternidad; la de tanta gente buena que, calladamente y sin aparecer por ningún sitio, es el apoyo solidario que encontramos en este mundo corrompido por todas partes.

Estos “cánceres” que existen en la Iglesia, como en cualquier corporación humana (política, educativa, sindical, bancaria, comercial, deportiva…) son una lacra, un dolor para la humanidad, una vergüenza que nos hace sentirnos a todos decepcionados y avergonzados, porque ensucian el rostro de la humanidad a todos los niveles. 

¡Ojalá!, y ha de ser nuestra petición en este tiempo de adviento, que se arranquen de raíz estos “cánceres” que hacen que esta humanidad sea el elemento más degradante del universo, pues por una de estas “células” quedan manchadas el resto.

Grupos de reflexión

¿Recuerdan los grupos de reflexión que se hicieron a partir de la misión que se dio en la parroquia hace 8 años? Pues eso no ha muerto y han venido caminando. Y no sólo no han muerto, sino que debemos reforzarlos y renovarlos con más fuerza, de manera que se puedan convertir en células de vida de nuestra parroquia.

Sería un sueño el pensar que, ojalá en cada bloque de nuestra parroquia los vecinos cristianos se reunieran una vez al mes para meditar con la Palabra de Dios; la misma cosa sería deseable que se haga en cada rincón de nuestro barrio. 

Invitamos a que se retomar la marcha y animarnos a que recuperen toda su fuerza.

EN ESTA SEMANA 

  • Día 1 - Reunión padres de 2º
  • Día 2 - Reunión padres de 4º
  • Día 3 - Reunión padres de 3º
  • Día 4 - Reunión padres de 1º
  • Día 2, 7´30 tarde - reunión con monitores de asambleas.

La Cabria, nº 281

HOJA PARROQUIAL DE S. JOSÉ 
DE LINARES
SOLEMNIDAD DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO, REY DEL UNIVERSO -A-
23-Noviembre 2014
Año VI- Nº 281

Editorial

CRISTO, REY DEL UNIVERSO

Celebramos este domingo la festividad de Cristo, Rey del Universo. Celebramos ni más ni menos la fiesta grande del Amor, del triunfo del Bien sobre el Mal, de la Vida sobre la Muerte. 

Los hombres nos empeñamos en manipular fiestas y palabras. En su día, “Cristo Rey” se puso al servicio de intereses particulares, temporales y hasta se cogió su nombre para justificar acciones que nada tenían que ver con su auténtico significado. ¡Cuánto dolor en el Corazón de Jesús!

También la palabra Rey se ha ido cargando a lo largo de la historia, por muchos de los que han ostentado este título, de significados negativos: abuso de poder, totalitarismo, vicio, injusticia... Pero Jesús es el Rey del Universo por todo lo contrario, porque vino a reestablecer el reinado del Amor que no es ni más ni menos que Dios mismo. Porque el universo, Dios lo creo para hacer realidad lo que Él mismo era: EL AMOR, para que lo ejerciéramos y lo disfrutáramos. Para que nos pusiéramos al servicio unos de otros como siervos de ese REY AMOR. 

Pero la humanidad se empeñó y se empeña en “ir por libre” o, lo que es lo mismo, nos empeñamos en caminar de espaldas a Dios, de espaldas, por tanto, al Amor y así construimos un mundo de sufrimiento, desigualdades e injusticias. Y ante tantos y tantos desmanes, como no podía ser de otro modo, nuestro DIOS AMOR se hizo carne de nuestra carne para volvernos a indicar el camino, porque nos habíamos perdido en un pozo sin fondo y sin salida, para demostrarnos que la naturaleza humana puede y está hecha para hacer el bien. 

Hoy celebramos que no hay nada ni nadie por encima del AMOR y que esa es la ley suprema que rige el Universo y para la que se creó. Nuestra tarea: colaborar con nuestro Rey y ponerla en práctica.

Palabra de Dios

Lectura del profeta Ezequiel 34,11‑12.15‑17 

A vosotras, mis ovejas, voy a juzgar entre oveja y oveja 

Así dice el Señor Dios: "Yo mismo en persona buscaré a mis ovejas, siguiendo su rastro. Como sigue el pastor el rastro de su rebaño, cuando las ovejas se le dispersan, así seguiré yo el rastro de mis ovejas y las libraré, sacándolas de todos los lugares por donde se desperdigaron un día de oscuridad y nubarrones. Yo mismo apacentaré mis ovejas, yo mismo las haré sestear ‑oráculo del Señor Dios‑ Buscaré las ovejas perdidas, recogeré a las descarriadas; vendaré a las heridas; curaré a las enfermas: a las gordas y fuertes las guardaré y las apacentaré como es debido. Y a vosotras, mis ovejas, así dice el Señor: Voy a juzgar entre oveja y oveja, entre carnero y macho cabrío."

Palabra de Dios

Lectura de la 1ª carta del apóstol S. Pablo a los Corintios 15,20‑26.28 

Devolverá a Dios Padre su reino, y así Dios lo será todo para todos 

Hermanos: Cristo resucitó de entre los muertos: el primero de todos. Si por un hombre vino la muerte, por un hombre ha venido la resurrección. Si por Adán murieron todos, por Cristo todos volverán a la vida. Pero cada uno en su puesto: primero Cristo, como primicia; después, cuando él vuelva, todos los que son de Cristo; después los últimos, cuando Cristo devuelva a Dios Padre su reino, una vez aniquilado todo principado, poder y fuerza. Cristo tiene que reinar hasta que Dios haga de sus enemigos estrado de sus pies. El último enemigo aniquilado será la muerte. Y, cuando todo esté sometido, entonces también el Hijo se someterá a Dios, al que se lo había sometido todo. Y así Dios lo será todo para todos.

Palabra de Dios

Lectura del santo evangelio según S. Mateo 25,31‑46 

Se sentará en el trono de su gloria y separará a unos de otros 

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "Cuando venga en su gloria el Hijo del hombre, y todos los ángeles con él, se sentará en el trono de su gloria, y serán reunidas ante él todas las naciones. Él separará a unos de otros, como un pastor separa las ovejas de las cabras. Y pondrá las ovejas a su derecha y las cabras a su izquierda. 

Entonces dirá el rey a los de su derecha: "Venid vosotros, benditos de mi Padre; heredad el reino preparado para vosotros desde la creación del mundo. Porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, fui forastero y me hospedasteis, estuve desnudo y me vestisteis, enfermo y me visitasteis, en la cárcel y vinisteis a verme." Entonces los justos le contestarán: "Señor, ¿cuándo te vimos con hambre y te alimentamos, o con sed y te dimos de beber?; ¿cuándo te vimos forastero y te hospedamos, o desnudo y te vestimos?; ¿cuándo te vimos enfermo o en la cárcel y fuimos a verte?" Y el rey les dirá: "Os aseguro que cada vez que lo hicisteis con uno de éstos, mis humildes hermanos, conmigo lo hicisteis." 

Y entonces dirá a los de su izquierda: "Apartaos de mí, malditos, id al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles. Porque tuve hambre y no me disteis de comer, tuve sed y no me disteis de deber, fui forastero y no me hospedasteis, estuve desnudo y no me vestisteis, enfermo y en la cárcel y no me visitasteis." Entonces también éstos contestarán: "Señor, ¿cuándo te vimos con hambre o con sed, o forastero o desnudo, o enfermo o en la cárcel, y no te asistimos?" Y él replicará: "Os aseguro que cada vez que no lo hicisteis con uno de éstos, los humildes, tampoco lo hicisteis conmigo." Y éstos irán al castigo eterno, y los justos a la vida eterna." 

Palabra del Señor

El Papa ha dicho

Vivir la vida con sentido

Hoy estamos viendo cómo la gente se afana por llenarse de cosas, acaparar lo que ofrece el comercio, responder a las exigencias que propone el sistema, cuidar la imagen y estar a la altura de lo que propone el sistema en todos los órdenes. Pero esto lo único que hace es crear un vacío existencial cada vez mayor, pues siempre hay algo nuevo que ya ha superado lo que hemos adquirido y nunca nos sentimos satisfechos. 

El camino que nos lleva a la alegría y a la satisfacción en la vida es justamente al contrario: “La vida se acrecienta dándola y se debilita en el aislamiento y la comodidad. Madura a la vez que nos damos a los otros…” es lo que hace que nuestra existencia tenga sentido: ser útil a los demás, ver que somos causante de alegría y felicidad para los demás.

Entre las grandes equivocaciones que podemos cometer en este sentido es encerrarnos en la comodidad de una espiritualidad intimista e individualista: “Yo, y Dios conmigo; o Dios, y yo con Él”. Esto es lo más contrario a lo que vino a proponer Jesús: la gran noticia es alegría para todos y nosotros tenemos que ser transmisores de ella, es la única forma de que se desarrolle y acreciente.

VE Y LO CUENTAS 

El pasado sábado 15 de noviembre, el arciprestazgo de Linares celebró una Asamblea General abierta a todos los seglares y sacerdotes del mismo. Tener la oportunidad de juntarnos la iglesia de Linares para hablar sobre nosotros mismos, es ya algo positivo. Nuestros sacerdotes quieren trabajar con nosotros, los seglares, y no planificar o proyectar nuestra iglesia de espalda a los fieles o sin contar con ellos. Por eso decimos, que como primera lectura, habla de por dónde quieren ir nuestros pastores. Calculamos que entre cuarenta o cincuenta seglares respondimos a esta llamada. Alguien podría pensar que son pocos. Si estos cincuenta o sesenta damos eco en nuestras comunidades de lo que allí se habló, ya el número no se ve tan pequeño.

¿Y de qué hablamos? Se proyectó una conferencia de José Antonio Pagola, donde se analizaba la situación de nuestra iglesia actual, dónde estábamos anclados, qué futuro se auguraba y cómo podríamos “reconducirlo”. Después tuvimos un pequeño debate y como conclusión se decidió que se proyectara en las parroquias esta misma conferencia, se debatieran las preguntas que se plantearon u otras que pudieran surgir y se llegaran a concreciones de actuaciones o acciones a realizar para exponerlas en una próxima asamblea.

Creemos que es muy interesante y que merece la pena que nos reunamos y pensemos con tranquilidad en nuestro ser cristianos y en el futuro de nuestra iglesia. 

Con el paso de los siglos hemos ido revistiendo de capas y capas la misión que Cristo nos encomendó y que comenzó cuando un grupo de hombre y mujeres conviviendo con Él lo conoció, conocieron su vida, su propósito y se enamoraron de Él e hicieron suya su causa. Y nos toca “desandar” el camino, es decir, quitar todas esas capas que han ido ocultando nuestro auténtico ser cristianos. Vivir lo que vivió aquel grupo de hombres y mujeres. ¿Y cómo lo hacemos? Volviendo a Jesús y a su evangelio. Conociéndolo de primera mano, bebiendo de los evangelios, profundizando en ellos y enamorándonos de Cristo y de su causa. Ni más ni menos.

La Cabria, nº 280

HOJA PARROQUIAL DE S. JOSÉ 
DE LINARES
DOMINGO- 33 DEL T. O. -A-
16-Noviembre 2014
Año VI- Nº 280

Editorial

El foco, en lo social

Sorprende que sorprendan muchas de las cosas que se le atribuyen a nuestro Papa Francisco. Porque, en realidad, lo que transmite no es algo diferente a lo que la Iglesia transmitía antes, como algunos creen, sino que continúa teniendo el Evangelio en el fundamento de su doctrina. A quienes abogan, antes o ahora, por un golpe de timón, recuerden que en un barco, un golpe de timón puede lanzar al agua a muchos pasajeros; y de ello también seríamos responsables.

Pero lo que el Papa ha conseguido (y la Iglesia entera tiene que aprender esta lección) es poner el foco de atención de quienes lo escuchan en temas que hasta ahora quizá pasaban demasiado desapercibidos. Y entre ellos, sin duda, está la cuestión social. Su preocupación por lo social, por la lucha contra la injusticia, por la búsqueda de la solidaridad, contribuye a que la Iglesia recupere su imagen más evangélica a ojos del mundo.

Una prueba de ello puede ser su discurso en el Encuentro Mundial de Movimientos Populares a finales de octubre, que nuestro hermano Sebastián nos ha reenviado y que podéis encontrar en la sección de Documentos de nuestro blog. Es un auténtico tesoro, del que os dejamos aquí sólo una perla:

Solidaridad es una palabra que no cae bien siempre, yo diría que algunas veces la hemos transformado en una mala palabra, no se puede decir; pero es una palabra mucho más importante que algunos actos de generosidad esporádicos. Es pensar y actuar en términos de comunidad, de prioridad de vida de todos sobre la apropiación de los bienes por parte de algunos. También es luchar contra las causas estructurales de la pobreza, la desigualdad, la falta de trabajo, la tierra y la vivienda, la negación de los derechos sociales y laborales. Es enfrentar los destructores efectos del Imperio del dinero: los desplazamientos forzados, las emigraciones dolorosas, la trata de personas, la droga, la guerra, la violencia y todas esas realidades que muchos de ustedes sufren y que todos estamos llamados a transformar. La solidaridad, entendida, en su sentido más hondo, es un modo de hacer historia y eso es lo que hacen los movimientos populares.

Palabra de Dios

Lectura del libro de los Proverbios 31,10‑13.19‑20.30‑31 

Trabaja con la destreza de sus manos 

Una mujer hacendosa, ¿quién la hallará? Vale mucho más que las perlas. Su marido se fía de ella, y no le faltan riquezas. Le trae ganancias y no pérdidas todos los días de su vida. Adquiere lana y lino, los trabaja con la destreza de sus manos. Extiende la mano hacia el huso, y sostiene con la palma de rueca. Abre sus manos al necesitado y extiende el brazo al pobre. Engañosa es la gracia, fugaz la hermosura, la que teme al Señor merece alabanza. Cantadle por el éxito de su trabajo, que sus obras la alaben en la plaza.

Palabra de Dios

Lectura de la 1ª carta del apóstol S. Pablo a los Tesalonicenses 5,1‑6 

Que el día del Señor no os sorprenda como un ladrón 

En lo referente al tiempo y las circunstancias no necesitáis, hermanos, que os escriba. Sabéis perfectamente que el día del Señor llegará como un ladrón en la noche. Cuando estén diciendo: "Paz y seguridad", entonces, de improviso, les sobrevendrá la ruina, como los dolores de parto a la que está encinta, y no podrán escapar. Pero vosotros, hermanos, no vivís en tinieblas, para que ese día no os sorprenda como un ladrón, porque todos sois hijos de la luz e hijos del día; no lo sois de la noche ni de las tinieblas. Así, pues, no durmamos como los demás, sino estemos vigilantes y despejados.

Palabra de Dios

Lectura del santo evangelio según S. Mateo 25,14‑30 

Has sido fiel en lo poco, pasa al banquete de tu señor 

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos esta parábola: "Un hombre, al irse de viaje, llamó a sus empleados y los dejó encargados de sus bienes: a uno le dejó cinco talentos de plata, a otro dos, a otro uno; a cada cual según su capacidad; luego se marchó. [El que recibió cinco talentos fue en seguida a negociar con ellos y ganó otros cinco. El que recibió dos hizo lo mismo y ganó otros dos. En cambio, el que recibió uno hizo un hoyo en la tierra y escondió el dinero de su señor.] 

[Se acercó luego el que había recibido dos talentos y dijo: "Señor, dos talentos me dejaste; mira, he ganado otros dos." Su señor le dijo: "Muy bien. Eres un empleado fiel y cumplidor; como has sido fiel en lo poco, te daré un cargo importante; pasa al banquete de tu señor." Al cabo de mucho tiempo volvió el señor de aquellos empleados y se puso a ajustar las cuentas con ellos. Se acercó el que había recibido cinco talentos y le presentó otros cinco, diciendo: "Señor, cinco talentos me dejaste; mira, he ganado otros cinco." Su señor le dijo: "Muy bien. Eres un empleado fiel y cumplidor; como has sido fiel en lo poco, te daré un cargo importante; pasa al banquete de tu señor." 

Finalmente, se acercó el que había recibido un talento y dijo: "Señor, sabía que eres exigente, que siegas donde no siembras y recoges donde no esparces; tuve miedo y fui a esconder mi talento bajo tierra. Aquí tienes lo tuyo." El señor le respondió: "Eres un empleado negligente y holgazán. ¿Conque sabías que siego donde no siembro y recojo donde no esparzo? Pues debías haber puesto mi dinero en el banco, para que, al volver yo, pudiera recoger lo mío con los intereses. Quitadle el talento y dádselo al que tiene diez. Porque al que tiene se le dará y le sobrará, pero al que no tiene, se le quitará hasta lo que tiene. Y a ese empleado inútil echadlo fuera, a las tinieblas; allí será el llanto y el rechinar de dientes.""] 

Palabra del Señor

El Papa ha dicho

Continuando con la reflexión que viene haciendo el Papa, lo vemos que se detiene en la situación trágica que está viviendo mucha gente que ha llegado a perder todos los horizontes, muchas veces por la agresión que se ejerce por el sistema y otras por el camino errado por donde se metieron, pues el sistema confunde y atropella, mostrando una felicidad que es un engaño: “La sociedad tecnológica ha logrado multiplicar las ocasiones de placer, pero encuentra muy difícil engendrar la alegría…”. Y así, nos encontramos constantemente la paradoja de gente que lo tiene todo, que no entendemos que sufra depresiones y se encuentre angustiada… ¡Es que le falta lo principal: el sentido de la vida! Mientras que, por el contrario, es fácil encontrarte con gente que le falta lo esencial y viven con alegría, con esperanza y llevan dentro ardiendo la llama de la solidaridad. El mismo Papa confiesa que lo encuentra con frecuencia: “Puedo decir que los gozos más bellos y espontáneos que he visto en mi vida son los de personas muy pobres que tienen poco a qué aferrarse”. Por eso, concluye diciendo que: “Quien quiera vivir con dignidad y plenitud no tiene otro camino más que reconocer al otro y buscar su bien” que es el camino que propuso Jesús.

Ve y lo cuentas

Ha trascendido la noticia de que Monseñor Óscar Romero será beatificado por el Papa Francisco el próximo año 2015. Nos llena de alegría la noticia de que quien es ya de facto considerado por muchos el Santo de América, reciba por parte de la Iglesia este reconocimiento. ¡Ya era hora!

UN TESORO OCULTO 

Continuando con la idea que tocamos en la editorial, todavía recordamos a nuestro querido Don Pedro Agudo, cuando nos decía que los católicos teníamos una riqueza enorme en la Doctrina Social de la Iglesia (DSI) que no éramos capaces de poner en valor. ¡Cuánta razón tenía! Pues esa doctrina está ahí. Y todos los que nos llamamos católicos, ¡todos!, deberíamos conocerla y ponerla en práctica, porque constituye el conjunto de normas y principios referentes a la realidad social, política y económica de la humanidad basado en el Evangelio y en el Magisterio de la Iglesia. El mismo Catecismo la define como un cuerpo doctrinal renovado, que se va articulando a medida que la Iglesia en la plenitud de la Palabra revelada por Jesucristo y mediante la asistencia del Espíritu Santo, lee los hechos según se desenvuelven en el curso de la historia.

EN LAS REDES SOCIALES 

Para quienes tengan Twitter y lo usen, les recomendamos seguir a @PildorasDSI, un perfil que va dejando frases de la DSI en función de la actualidad de cada día: 
  • Javier Paredes @jparedes51 · Si se abandona la doctrina social de la Iglesia y los salarios lo fijan la oferta y la demanda los trabajadores se convierten en esclavos. 
  • Papa Francisco @Pontifex_es · Pido la colaboración a las personas de buena voluntad a crear una cultura del encuentro, de la solidaridad y de la paz. 
  • DSI #iMision @PildorasDSI · Prefiero una Iglesia accidentada por salir a la calle, antes que una Iglesia enferma por la comodidad de aferrarse a las propias seguridades. 
  • DSI #iMision ha retwitteado: Hay que rescatar una palabra olvidada: la solidaridad. De la tradición de la DSI. DSI #iMision ha retwitteado: Papa Francisco @Pontifex_es · La Iglesia siempre está en camino, buscando nuevas formas de anunciar el Evangelio.

La Cabria, nº 279

HOJA PARROQUIAL DE S. JOSÉ 
DE LINARES
DOMINGO- 32 DEL T. O. -A-
9-Noviembre 2014
Año VI- Nº 279

Editorial

El día 22 de Septiembre nos reunimos el arciprestazgo para plantearnos lo que el Papa nos está pidiendo. Salieron muchas cosas y entre lo más importante fue la necesidad imperiosa de afrontar la realidad que vivimos. No podemos, de ninguna manera, seguir estancados como estamos.

La realidad nos está diciendo que lo que tenemos montado no es un “ciclo” más, sino un cambio radical en la sociedad, en la mentalidad, en la cultura. Por desgracia, este cambio se está viendo envuelto en una corrupción impresionante que comenzó en la cabeza hace ya años y se ha venido extendiendo por todo el cuerpo llegando a donde estamos, donde ya no se sostiene nada.

Esta realidad de la corrupción es independiente del cambio de época en el que los “carroñeros” se están aprovechando, y donde cada cual intenta llevarse la mejor tajada. Como estamos viendo, lo han organizado de tal forma que dan el bocado, se llevan la presa y se quedan con ella sin que la ley ni nadie pueda decirles ni “pio”.

Nosotros los cristianos, sufrimos, como todos, esta situación. Pero como Iglesia no podemos cruzarnos de brazos y esperar a ver en qué queda todo esto, porque, como decía Jesús en su tiempo, “De esto no va a quedar piedra sobre piedra”. Es un parto en lo que estamos comprometidos y aquí tenemos que “pujar” todos: nadie puede salirse, so pena que quiera abortar la criatura –que eso se lleva hoy mucho. Pero lo triste es que nos podemos encontrar que nos quedemos fuera de la cancha, encerrados por el miedo a perder la seguridad en la que nos hemos instalado, en la comodidad que tenemos y en pensar que todos los demás son los malos y nosotros nos enquistemos como los que tenemos un seguro de salvación… Esta era exactamente la misma situación que mantenían y sostenían los fariseos y todos los líderes religiosos y políticos del tiempo de Jesús.

Palabra de Dios

Lectura de la profecía de EZEQUIEL 47,1-2.8-9.12

En aquellos días, el ángel me hizo volver a la entrada del templo.

Del zaguán del templo manaba agua hacia levante -el templo miraba a levante-. El agua iba bajando por el lado derecho del templo, al mediodía del altar.

Me sacó por la puerta septentrional y me llevó a la puerta exterior que miraba a levante. El agua iba co­rriendo por el lado derecho.

Me dijo:

-Estas aguas fluyen hacia la comarca levantina, bajarán hasta la estepa, desembocarán en el mar de las aguas salobres, y lo sanearán. Todos los seres vi­vos que bullan allí donde desemboque la corriente tendrán vida; y habrá peces en abundancia. Al desembocar allí estas aguas, quedará saneado el mar y habrá vida dondequiera que llegue la corriente.

A la vera del río, en sus dos riberas, crecerán toda clase de frutales; no se marchitarán sus hojas ni sus frutos se acabarán; darán cosecha nueva cada luna, porque los riegan aguas que manan del santuario; su fruto será comestible y sus hojas medicinales.

Palabra de Dios

Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los CORINTIOS 3,9c-11.16-17

Hermanos:

Sois edificio de Dios. Conforme al don que Dios me ha dado, yo, como hábil arquitecto, coloqué el cimiento, otro levanta el edificio. Mire cada uno cómo construye.

Nadie puede poner otro cimiento fuera del ya puesto, que es Jesucristo.

¿No sabéis que sois templo de Dios y que el Espíritu de Dios habita en vosotros?

Si alguno destruye el templo de Dios, Dios lo destruirá a él; porque el templo de Dios es santo: ese templo sois vosotros.

Palabra de Dios

Lectura del santo evangelio según san JUAN 2,13-22

Se acercaba la Pascua de los judíos, y Jesús subió a Jerusalén. Y encontró en el templo a los vendedo­res de bueyes, ovejas y palomas, y a los cambistas sentados; y, haciendo un azote de cordeles, los echó a todos del templo, ovejas y bueyes; y a los cambis­tas les esparció las monedas y les volcó las mesas; y a los que vendían palomas les dijo:

-Quitad esto de aquí; no convirtáis en un mercado la casa de mi Padre.

Sus discípulos se acordaron de lo que está escrito: «El celo de tu casa me devora».

Entonces intervinieron los judíos y le preguntaron: -¿Qué signos nos muestras para obrar así? Jesús contestó:

-Destruir este templo, y en tres días lo levantaré. Los judíos replicaron:

-Cuarenta y seis años ha costado construir este templo, ¿y tú lo vas a levantar en tres días?

Pero Él hablaba del templo de su cuerpo. Y cuando resucitó de entre los muertos, los discípulos se acordaron de que lo había dicho, y dieron fe a la Escritura y a la palabra que había dicho Jesús.

Palabra de Dios

El papa ha dicho...

Continuamos con lo que nos decía el Papa la semana pasada, recordándonos que todo cristiano ha de ser misionero. Por tanto, un cristiano no puede vivir callado, encerrado y asustado con miedo a que lo insulten o a que lo cataloguen de retrógrado, anticuado, facha o cualquiera de los insultos que hoy se estilan; lo que no debemos permitir es que nos digan que somos ladrones, desleales, corruptos o degenerados.

A todos aquellos que andan en esa onda, el sistema les hace sentirse solos, insatisfechos y sin esperanza. Es lo que vende el sistema que hemos montado. Por eso el Papa nos invita a no dejarnos atrapar: “El gran riesgo del mundo actual con su múltiple y abrumadora oferta de consumo, es una tristeza individualista que brota del corazón cómodo y avaro de la búsqueda enfermiza de placeres superficiales, de la conciencia aislada”

Lo peor que nos puede ocurrir es que en esa desolación caigamos en la desesperanza y creamos que ya nada tiene sentido ni es posible otra forma de vivir ni de existir. El Papa nos recuerda algo que no debemos olvidar nunca: Dios es misericordia infinita y por encima de nuestras debilidades está su amor que “no se cansa nunca de perdonarnos; somos nosotros los que nos cansamos de acudir a su misericordia”.

Ve y lo cuentas

Este tiempo que ahora que vivimos para recordar a nuestros seres queridos puede ayudarnos a repensar la postura que tenemos mientras nos deberíamos emplear a fondo en querer de verdad a nuestra gente.

A destiempo

No es mi cumpleaños ni ningún día especial. Anoche tuvimos nuestro primer disgusto y él dijo muchas cosas crueles que en verdad me ofendieron... Pero sé que está arrepentido y no las dijo en serio, porque él me ha traído flores hoy.

No, hoy tampoco es nuestro aniversario ni ningún otro día especial. Anoche me lanzó contra la pared y comenzó a ahorcarme. Parecía una pesadilla, pero de las pesadillas despiertas y sabes que no es real. Me levanté esta mañana dolorida y con golpes en todos lados... Pero yo sé que está arrepentido porque él me ha traído flores hoy. 

No, tampoco es el día de San Valentín, ni ningún otro día especial. Anoche me golpeó y amenazó con matarme; ni el maquillaje ni las mangas largas de la camisa que me he puesto pueden esconder los cortes y golpes que me ocasionó esta vez. No pude ir al trabajo, porque no quería que se dieran cuenta. Pero yo sé que está arrepentido, pues él me mandó flores hoy. 

Hoy tampoco era el día de las madres ni ningún otro día especial... Anoche me golpeó sin medida. Sentía que me mataba y tuve ganas de dejarlo, pero me daba pena y, por otro lado, ¿qué voy a hacer? ¿Cómo podría yo sola sacar adelante a los niños? ¿Qué pasará si nos falta el dinero? ¡Le tengo tanto miedo! ¡Dependo tanto de él que temo dejarlo! Pero yo sé que está arrepentido: me mandó flores hoy. 

Sí, hoy es un día muy especial: es el día de mi funeral. Anoche, por fin, logró matarme. Me golpeó hasta morir. Yo esperé siempre que cambiara... Ahora sólo me duele una cosa: en la vida nunca me regaló una flor.

Mes de los difuntos

Es un tiempo precioso para que nos planteemos que la vida nos la regaló Dios para que seamos felices y eso solo se consigue HACIENDO FELICES A LOS QUE NOS RODEAN.